Declaración de Justicia – APER

HAMBRE Y SED DE JUSTICIA

\r\nDice Jesús:\r\n

“Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados”

\r\n \r\n\r\nNuestra sociedad Argentina se encuentra ante una realidad que nos sacude día a día, la falta de justicia en todos lo ámbitos nos hace pensar y reflexionar; ante ésta situación, los Pastores de Entre Ríos, entendemos que es el tiempo de buscar en Dios las respuestas.\r\n¿Porque en Dios?, porque Él es un Dios de Amor y de Justicia, y sólo acercándonos a Él y a su palabra (la Biblia) podremos encontrarla.\r\n

\r\n¿Qué es la Justicia?

\r\nPara muchos la definición de Justicia se relaciona con el derecho natural, moral o legal; el vocablo en sí, refiere: rectitud, equidad, fidelidad, lealtad e integridad.\r\n\r\nAhora bien, observamos dos realidades, por un lado la Justicia humana, que nos muestra que es limitada, falible; y la Justicia Divina, la que es completa e infalible, la cual debemos procurar alcanzar.\r\n\r\nDe modo que, para nostros el “hacer justicia” es apegarse al derecho que tienen los individuos especialmente relacionado a Dios y su Palabra; implica el sentido de lealtad hacia Dios y respeto al prójimo.\r\n\r\nSabemos que todo ello debe estar relacionado con el amor y la compasión, ya que no se concibe justicia dentro de nuestra Fe, si ella carece de misericordia.\r\n\r\nEs por eso que la Justicia y la Misericordia se hallan entre todas las obras de Dios:\r\n

Salmos 25:10  “Todas las sendas de Jehová son misericordia y verdad  para los que guardan su pacto y sus testimonios.”

\r\n \r\n\r\nLa Justicia, con todas aquellas características, y aplicada con amor y misericordia son los pilares fundamentales de la convivencia de una nación y expresa lo mejor de un gobernante.\r\n

 “David reinaba sobre todo Israel y practicaba David el derecho y la justicia con todo su pueblo”

\r\n \r\n\r\nCuando los gobernantes hacen prevalecer el derecho y la justicia, el resultado es una ordenada vida comunitaria (una sociedad en Paz).\r\n\r\nDice la Biblia:\r\n

Salmos 37:23  “Por Jehová son ordenados los pasos del hombre, Y él aprueba su camino.”

\r\n \r\n\r\nCuando se ha adquirido la responsabilidad de gobernar al pueblo, se hace imprescindible la dirección del Dios del cielo, como lo enseñó Jesucristo “Venga tu Reino, hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.”\r\n\r\n \r\n\r\nSalomón, el más sabio de los hombres que han existido, entendió esto y rogó a Dios para que su gobierno se caracterice por la Justicia, la Rectitud, la Paz, la destrucción del mal y la liberación de los oprimidos y necesitados.\r\n\r\nDebe existir en el corazón de un gobernante sabio y la sociedad en su conjunto, un fuerte anhelo de justicia y de paz para toda la nación.\r\n\r\n \r\n\r\nComo mujeres y varones de Dios, creemos que la Palabra inspirada es verdad en nuestra boca, como lo fue en boca de los profetas, que denunciaban a gobernantes y jueces que convertían el “Derecho en algo amargo (como el ajenjo) y echaron por tierra la justicia”\r\n\r\n \r\n\r\nNingún Gobernante adquiere poder por su fuerza o la de sus aliados; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y esto merece ser conocido por quienes tienen esa honra; que por Dios han sido establecidas y ordenadas como gobierno civil para que el Estado sea agente de Justicia para restringir el mal en todas sus formas, debiendo exaltar  y proteger el bien en la sociedad.\r\n\r\n \r\n\r\nCuando un gobierno descuida su debida función en cuanto a impartir justicia y equidad, deja de tener amparo de Dios.\r\n

Salmos 33:12a  “Bienaventurada la nación cuyo Dios es Jehová…”

\r\n \r\n\r\nUn Estado sin verdadera Justicia, hace que la desigualdad altere los principios de convivencia, desintegrando a la sociedad.\r\n

 \r\n\r\n“La Justicia engrandece a la Nación, mas el pecado es afrenta de los pueblos”

\r\n \r\n\r\nAlertamos sobre el peligro de deslizamiento de los principios y la justicia establecida en la palabra de Dios, a quien invoca nuestra Constitución como “fuente de toda razón y justicia”.\r\n\r\n \r\n\r\nRecordamos las palabras de Jesús a Pilato para que nuestros gobernantes sean conscientes de ello:\r\n

“Ninguna autoridad tendrías contra mí, sino te fuese dada de lo alto”

\r\n \r\n\r\nComo Cristianos que procuramos vivir con una conciencia sin ofensa delante de Dios y de los hombres, lo que nos importa no es lo que se propone ante los demás, sino, si ello es recto a los ojos de Dios, porque, como dice la Biblia, “Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres”; y: “juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios”.\r\n\r\n \r\n\r\nNo seríamos siervos de Cristo si intentáramos agradar a los hombres por encima de Dios, tratando de acomodar las verdades del Evangelio a los intereses humanos.\r\n\r\n \r\n\r\nHay en nosotros, los Pastores Evangélicos de Entre Ríos, un fervoroso clamor  por la Justicia y la Rectitud, basadas en el carácter de Dios.\r\n\r\n \r\n\r\nCíclicamente se repiten en nuestra Nación situaciones de injusticia, experimentando con dolor la corrupción, la tensión social, deshonestidad pública de funcionarios y políticos, clérigos y religiosos, el crecimiento del narcotráfico y junto con ello el consumo de drogas, la delincuencia y violencia en todas sus manifestaciones, sobre todo sin respeto hacia los más desposeídos. Nos duele la injusticia social ante el crecimiento de la pobreza y el desempleo, donde la falta de oportunidades de crecimiento educativo y laboral ha incrementado esta realidad.\r\n\r\n \r\n\r\nLa misma, sumada a las leyes fuera del orden bíblico, donde el fomento de lo antinatural y antibíblico pretende modificar el concepto de familia, no solo nos alejan de lo establecido por Dios, sino traen decepción, frustración y derrota en nuestra sociedad.\r\n\r\n \r\n\r\nHubo tiempos históricos en que Argentina era una de las economías más pujantes del mundo, cosa que al presente ha quedado atrás, y ello no es por falta de esperanza y potencial, sino por haber dado las espaldas al diseño Divino de JUSTICIA para la Nación.\r\n\r\n \r\n\r\nNo levantamos el dedo acusador, amamos a nuestra nación, amamos nuestra patria, pero sí decimos que hemos observado distintos modelos que han favorecido los intereses particulares, por sobre los de la sociedad, causando que el  alto valor de la JUSTICIA, se nos escurra por entre los dedos.\r\n\r\n \r\n\r\nEntendemos una justicia amplia, donde cada  habitante en condiciones de hacerlo, cumpla con el deber de trabajar y valerse dignamente, y para poder  concretarlo, debe garantizarse su salud, y tener mejores oportunidades que sólo se logran con una mejor formación, en el espíritu, el alma y el cuerpo; y con el fruto de sus manos, deberá tener acceso a la vivienda propia.\r\n\r\n \r\n\r\nEsto permitirá que las familias recuperen los principios de respeto, solidaridad y convivencia con sus semejantes; ¿Esto es posible? Sí. Lo Creemos y trabajamos a favor de ello.\r\n\r\n \r\n\r\nLa solución no la tiene un político, dirigente, experto en economía o gobernante iluminado; entendemos que la solución la tiene quien hizo a la Argentina; y la coronó de riquezas, diversidad de climas y naturaleza, con sus montañas, pampas, ríos y lagos; Dios, Dios de Justicia, de Favores, de Misericordias; como está escrito, “Justicia y Juicio son el cimiento de tu trono” (Salmos 89:14)\r\n\r\n \r\n

Ahora, ¿En dónde hemos fallado?

\r\nEn que hemos buscado la solución en otras fuentes y no hemos tenido en cuenta a Dios y Su Palabra, la que dice: “y tendremos justicia cuando cuidemos de poner por obra todos estos mandamientos delante de nuestro Dios, como Él nos ha mandado”.\r\n\r\nNo obstante, HOY DIOS SIGUE HABLANDO, a nosotros, a toda la Argentina:\r\n

“Paraos en vuestros caminos, y mirad y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallareis descanso para vuestra alma” (Jeremías 6:16)

\r\n \r\n\r\nEn nuestra Argentina la JUSTICIA es ejercida por hombres falibles, influenciables, que muchas veces representan intereses de sectores, sin que puedan actuar con imparcialidad.\r\n\r\n \r\n\r\nComo cristianos, bregamos para que a los pobres se los trate con justicia y compasión, como dice la Biblia “no había entre ellos ningún necesitado”, y que como una comunidad, los Apóstoles “servían a las mesas”, no solo como un compromiso, sino como una responsabilidad de todo el cuerpo; además, se debe ayudar a los más necesitados, porque “más bienaventurado es dar que recibir”, palabras de Jesús que son reafirmadas por el Apóstol Pablo que refirió “No nos cansemos de hacer bien”.\r\n\r\n \r\n\r\nNo ignoramos la realidad evidente que en este mundo hay ricos y hay pobres; los que tienen posesiones y los desposeídos, y con frecuencia los que tienen riquezas materiales están en posición de poder y autoridad, se aprovechan de los que tienen poco, explotándolos para generar más riquezas para sí.\r\n\r\n \r\n\r\nLos injustos que sólo piensan en sí mismos y su entorno, sean religiosos, gobernantes, funcionarios, jueces, empresarios, o cualquier posición de influencia y poder; se jactan de los deseos de su alma para valerse de los pobres y necesitados a fin de ver realizadas esas ambiciones haciéndose más ricos; es por ello que clamamos: “Levántate oh Jehová Dios, alza tus manos ¡No te olvides de los pobres! \r\n\r\n \r\n\r\nLa injusticia más grande es que haya tantos pobres en un país tan rico; siendo una afrenta para toda la nación; esta falta de equidad es consecuencia de malas decisiones, cuyo peso mayor cae sobre quienes nos han gobernado.\r\n\r\n \r\n\r\nDios ha aborrecido siempre el maltrato de los menos afortunados en la sociedad y no permanece indiferente “sino que vendrá juicio contra los que han practicado la injusticia y desfavorecen al pobre”\r\n\r\n \r\n\r\nDios ama al humilde, y los ha escogido para que sean ricos en Fe y Herederos del Reino Eterno. Como dice la Palabra, “ellos sí pueden creer en Dios” y difícilmente un rico puede entrar al Reino de los Cielos.-\r\n\r\n \r\n\r\nLos pobres son especiales y de gran valor para Dios, los “abatidos, los quebrantados, los cautivos, presos, enlutados, afligidos, angustiados”, serán llamados Árboles de Justicia y plantío de Dios para gloria suya” \r\n\r\n \r\n\r\nDebemos seguir el Ejemplo del Maestro; “A LOS POBRES ES ANUNCIADO EL EVANGELIO” (Lucas 7:22).\r\n\r\n \r\n

Documento redactado por la Asociación de Pastores de Entre Ríos. (A.P.E.R.)\r\nResolución N° 201  D.I.P.J.  EXPTE. N° 2143279  L: A  Año: 2016

Leave a comment